Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Calviño se dirige a la presidencia del BEI durante las consultas iniciadas por Bélgica | Economía

Calviño se dirige a la presidencia del BEI durante las consultas iniciadas por Bélgica |  Economía
La vicepresidenta primera española, Nadia Calviño, es nombrada en La Moncloa para un Consejo de Ministros.

A dos días de votaciones, anunciará el camino hacia la presidencia del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de la candidata española, la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño. El Ministerio de Economía se perfila también como la opción con más esfuerzos ante la ciudad que los responsables de finanzas, el llamado Ecofin, mantendrán al día siguiente en Bruselas tras el movimiento que tuvo lugar la semana pasada el coordinador de juventud, el coordinador del proceso. El ministro de Finanzas belga, Vincent van Peteghem, envió una carta a sus homólogos indicando que Calviño era el candidato con más opciones tras consultar a todos sus homólogos del resto de estados de la UE. En la misiva anuncian su intención de poner sobre la mesa el número de la salva española que encontrará muchas objeciones. No hay ninguno, hay varias fuentes diplomáticas y varios países en el proceso.

El único que ha sido reconocido es Italia. El ministro Giancarlo Giorgietti respondió a Van Peteghem que no podía responder a este procedimiento de “no objeción” y que mantenía a su candidato, Daniele Franco. Además, las fuentes del contenido de la Carta italiana indican que este documento político de la Liga, el partido liderado por el ultra Matteo Salvini, le critica por no haber consultado a su país. No hay obstáculo, no será el único candidato que quede en el movimiento belga, pero también anunció un paso hacia una de las otras tres alternativas: las dos que son vicepresidentas de la entidad, la presidenta Teresa Czerwinska y la el sueco Thomas Östros y, sobre todo, la otra gran favorita, la liberal danesa Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea, tiene un piso de carga temporal para ser aspirante a la otra plaza.

No se expresó en rechazo alguno, cambiante, Francia. París es en ese momento como el país decisivo para, al menos, hacer de Calviño un candidato viable para ser uno de los tres mayores accionistas del banquillo junto a Alemania e Italia, los tres con el 18,8%. Si no expresa sus reservas en el marco de un procedimiento de «no objeción», puede inferir su compromiso tácito con el español, porque las capitales de España (11%), Portugal (0,9%) y Alemania obtuvieron un resultado de 49,5%. Sin embargo, ni el jefe de Finanzas, Bruno Le Maire, ni el presidente, Emmanuel Macron, comentan nada sobre el tema del respeto público.

La elección del presidente del BEI requiere una doble mayoría cualificada: del capital (68%) y de los votos de los Estados/accionistas (18). Así, si se confirma la respuesta francesa a Calviño, su candidatura será la única viable y explicará el paso dado por Van Peteghem, aunque haya provocado el descontento de los mayores candidatos y de los distintos países, aunque no sea él. quien le dio una tarjeta a belga.

Si bien el español parece querer ocupar la presidencia del principal banco público de las instituciones europeas, hay que esperar que algunas personas confirmen este resultado. Durante esta selección, el país coordina para que, a su vez, el Presidente del Consejo de Gobierno del BEI (los Ministros de Finanzas de la UE) tenga un procedimiento predefinido de acuerdo con los estándares marcados. Desde el principio las cosas tienen líquidos. Por ejemplo, no se puede decidir que exista un límite en la presentación de candidatos. Está claro que a partir de ahora el 31 de diciembre será el mandato del actual presidente, el alemán Werner Hoyer.

Esta ausencia de referencias claras, no nos permite ignorar que el Viernes, a través de la exposición de Van Peteghem, tiene países que deben estar en desacuerdo con lo que plantea el belga. Los Estados con candidatos, como Italia, Polonia, Dinamarca o Suecia, podrían hacerlo.

Si finalmente el próximo Viernes se elige al próximo presidente del BEI, se pondrá fin a un proceso que se extenderá durante cuatro meses y que, desde el primer momento, convertirá en un instante al interior de Calviño y de la danesa Vestager, ambas con una gran trayectoria en Bruselas: uno, el español, llegó a ser director general de los presupuestos de la Comisión Europea antes de entrar en el gobierno español y el otro que fue para año nuevo comisario de la poderosa tarjeta de competencias del ejecutivo comunitario.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_

By Roberto C. Coleman

You May Also Like