jueves, junio 20

Copa de la Reina: La penúltima final de Sandra Paños con el Barcelona | Fútbol | Deportar

Sandra Paños fue indiscutible en la puerta azulgrana. Pero la explosión del Cata Coll -es la segunda vez que llevo el equipo- coincidió con la última vez como los azulgrana del Alicante, hace 31 años. Y los papeles se intercambian. Emblema de la puerta culé, Paños está enviado a sus últimos cuatro partidos oficiales del club. Dos de ellos, grandes finales. El primero será el ciudad ante la Real Sociedad de Natalia Arroyo un sábado por la mañana (a las 19.00 horas, La 1) en la escalada final de la Copa de la Reina.

Es muy probable que Sandra Paños sea la metatitular. El técnico, Jonatan Giráldez, no fue informado de un horario inicial, pero el club decidió que sea ella la jugadora que tome la iniciativa, junto al empresario, durante la conferencia de presentación al partido. Un último gran final en Barcelona, ​​zanco de nuevos años de salidas colectivas. Gran sorpresa, sobre todo si no se juega la final de Champions el próximo 25 en San Mamés, el escenario parece ser el más adecuado para la alineación del Cata Coll.

Esta vez fue inconfundible el título de Paños, impecable en la Pasada Champions, donde los azulgrana conquistaron el segundo trofeo europeo para el Barcelona en Eindhoven, y donde se reivindicará como uno de los grandes bases del mundo. Terminó el tiempo con 31 de las 44 partes de los jugados, y no nos olvidamos del nombre que ocupa los tres lados de la puerta. Trabaja tu salud mental y encuéntrate en un gran momento personal. “En mi medio tengo diez grandes carreras, mucha gente joven y con muchos proyectos”, comentó el curso pasado. Pero este periodo -que se desarrolló en 18 de 44 partidos- se torció para Paños, quizá si Cata Coll consideraba los encuentros con mayor importancia. Aunque el duelo en puerta no se rompió en Barcelona, ​​sino en Las Rozas. Bien avant, quand Sandra —était une des 15 personnes qui s’est rebellée contre le système fédéral de la Rouge—, elle était devenue la pré-liste du sélectionneur Jorge Vilda pour le monde d’Australie et de Nouvelle-Zélande, le pasado real. Y así fue como en los últimos grandes torneos de la selección quedamos campeones.

Así cuando Coll, que había disputado 195 minutos con el Barcelona debido a su lesión de ligamento cruzado, acabó obteniendo el título de manos de Misa Rodríguez, consolidando así la seguridad de vida de la selección española. Y poco después en el Barça. Porque la ausencia de Paños en Sydney acabó con su futuro como blue.

En el inicio de este periodo, parece que Jonatan Giráldez opta por la opción más salomónica: alternar partidos en el arranque. El primero del recorrido está en el lado del Cata Coll. Y durante los partidos más importantes y decisivos, como la Champions o los clásicos, también eran los mallorquines los que ocupaban la puerta.

“Ha ganado mucho con Paños, yo soy el mejor portador y tenemos un conjunto de habilidades muy sano. Ella me exige, yo se lo exijo y eso es lo que nos une en nuestras mejores condiciones. La experiencia que tengo hoy es gracias a él. Siempre ha sido un espejo”, confesó Cata le pasado marzo.

Dos meses antes, Paños había anunciado su mensaje. En plena lesión en el gemelo izquierdo —porque lleva prácticamente un mes de baja— antes de la final de la Supercopa contra el Levante, el 20 de enero anunció su marcha a partir del 30 de junio. Nuevos tiempos en el club azul. “Participó en la transformación del fútbol femenino”, afirmó en un vídeo de desesperación. “Hay veces que toca buscar nuevas preocupaciones y nuevos retos, y es el momento de hacerlo. (…) Cerrar el ciclo ganando los cuatro títulos será el lanzamiento ideal”, añadió el base.

Desde entonces, Paños ha asumido su suplencia como la llevará. “Para mí es un lugar donde puedo ganarme el favor, pero estoy feliz de poder disfrutar de los compañeros y entusiastas. Es complicado (gestionar la suplencia). Tengo que jugar todos los días para conseguir un puesto de titular e intentar trabajar para que el resto de mis compañeros estén por debajo del nivel”, aseguró la tercera capitana durante su visita en abril. En la final de junio, el club abandonará su creación como futbolista y marcará una época. “Tendremos tiempo de despedirnos como merecemos”, dijo en un comunicado. Esta vez fueron 18 partidos, con otras jugadoras encajadas, mientras que Gemma Font -que anunció su victoria en el Barça hasta 2025- sólo jugó dos, y perdió los 24 restantes.

Un gran historial

Desde que Paños llegó al club celeste en 2015, ha disputado 277 partidos, con 170 acarreos a cero y sólo 141 goles encajados. Ha acumulado 21 títulos en toda su carrera con la camiseta del Barça, que podrían ser dos más si se completan los deseos del equipo de llevarse en Barcelona, ​​la Copa de la Reina y los años Champions. En Zaragoza, mañana, podría ser titular: disputó las semifinales del torneo nacional; Cata disputó los cuartos et Gemma los octavos—; Mientras que en Bilbao, una semana después, lo más probable es que Cata la elegida por Giráldez defienda el meta azulgrana para la Copa de Europa.

Así pues, si las predicciones son correctas, la jornada será la gran final azul celeste para una leyenda del club con una trayectoria de dedicación media al equipo de su vida.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_