miércoles, mayo 22

El 46% de las empresas españolas utiliza inteligencia artificial para alguno de sus negocios | Economía

Si el proyecto de las empresas vuelve a la inteligencia artificial (IA), se trata de un estudio financiado por Randstad Research y presentado en la sede de la CEOE de la patronal en Madrid. Así, el 46% de las empresas españolas consultadas dice que utiliza en su día la inteligencia artificial para completar sus funciones. Entre las tareas que aparecen con más frecuencia en la IA podemos citar el análisis y previsión de datos (46%), la optimización de tareas administrativas (38%) y la automatización de procesos productivos (36%). En cuanto al efecto en el empresario, sólo el 2% de las empresas que utilizan esta tecnología confirman tener registrada una fábrica, ante un 8% más personal de su contrato de implantación.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, subrayó la importancia de la presentación de la IA y su carácter “transversal”. Por tanto, es posible desembarcar en sectores de todo tipo. “La irrupción es todavía pequeña, pero las empresas están recurriendo a ella para eliminar tareas tediosas”, añade Ana Requena, directora ejecutiva de Randstad. El director del equipo de estudio de esta empresa de recursos humanos y trabajo del tiempo, Valentín Bote, publicó los datos informativos, entre los que destrozan ese 46% de empresas que regresan a la inteligencia artificial.

Además de las funciones mencionadas (46% para análisis de datos, 38% para administración y 36% para automatización de procesos), a las empresas recurrentes en esta tecnología también les atrae la atención al cliente (33%), como asistente virtual (30%), para optimizar el marketing (28%) y para controlar el fraude (16%). Puede haber otro 15% de uso de IA en procesos de recursos humanos como la selección de personas, la misma proporción que le corresponde para el control de calidad. También hay un 13% para empleo en robótica, un 13% para mantenimiento, un 7% para gestión de riesgos y un 5% para diseño de productos.

Entre las motivaciones para utilizar la IA, el 62% menciona la gestión de la eficiencia, que debería ser seguida por el 46%. El 62% también espera aumentar el renderizado, cifra que aumentó en un 52%. Si la mitad tenía la esperanza de eliminar cargas pesadas, un 49%, lo que permitió materializar un 51%. También hay un 15% de encuestas que esperan ahuyentar los gastos personales, el objetivo es satisfacer un 8%, según esta encuesta. También hay un 8% que utiliza la IA para abordar la fuga de talento, con un efecto positivo para el 5% de los encuestados. La correspondencia entre los objetivos perseguidos y las oportunidades permite, según Bote, “llevar a la conclusión, en estado incipiente, de que la decisión de utilizar la IA no ha cometido un error, incluso si «no falta mucho para que se produzca la implantación». «.

Además, la información de Randstad no indica ningún efecto negativo de esta tecnología para el empresario. “En la actualidad, el impacto de la IA en los niveles de empleo es muy limitado. En el 90% de los casos no hubo efecto, mientras que en un 8% el impacto fue positivo y sólo en un 2% hubo reducciones de plantas asociadas directamente a la IA”, indica la información, desarrollada a partir de entrevistas a 300 empresas españolas entre noviembre y diciembre. del año pasado. El director de la Organización Internacional del Trabajo en España, Félix Peinado, presente en la presentación de la información, lanzó la palabrería para afirmar que estas proporciones son consistentes con el efecto que se observan en el resto del mundo.

En gran medida, las previsiones de las organizaciones internacionales deberían permitir la destrucción de determinados puestos de trabajo fácilmente automatizables. Pero, actualmente, estos puntos superiores se verán compensados ​​en gran medida por nuevos puntos de trabajo, muchos de los cuales están relacionados con la IA. Esto significa que no necesitará un trabajador. Pero, en ese momento, según información distribuida este mes por el FMI, habrá cambios significativos en las tareas y funciones requeridas. Las economías avanzadas afectarán al 60% de los empleados.

«Vamos a tener que contratar muchos trabajadores», añadió Bote, que aconseja una mayor implantación de la IA en sectores como la atención al cliente, marketing o tareas administrativas. En este mensaje insistió Rosa Santos, directora de Empleo, Diversidad y Protección Social de la CEOE: “Necesitamos mejores políticas activas de empleo. No es posible que haya puntos para quienes no cumplen con los trabajadores con 2,6 millones de personas en paro”.

El debate sobre las vacaciones

Precisamente, las recurrentes conversaciones sobre puestos vacantes no permiten cubrir el otro puesto de análisis en Randstad. Según este estudio, el 57% de las empresas cree que los profesionales son los principales responsables de sus departamentos de recursos humanos, seguidos de la retención del talento (48%) y la atracción y selección de profesionales (46%). Así, el 75% de las empresas está experimentando pérdidas de talento, “tres puntos más que hace un año e incluso antes de la pandemia eran 25 más”, afirmó Bote. “El problema está creciendo. Esto afecta a todo tipo de negocios, a todo tipo de perfiles y a todo tipo de sectores”, añadió.

Según este análisis, el problema de las vacantes no sólo se limita a puntos concretos de alto valor añadido sin suficientes trabajadores con la formación requerida, como diagnostica el Ministerio de Trabajo y los sindicatos, sino que también tienen que trabajar en profesiones elementales. .

“En España las empresas necesitan personas”, insistió Garamendi, que acoge a profesionales de la tecnología, pero también del sector servicios o de la construcción. “Faltan kilómetros de empleados según nuestros datos, que no coinciden con los del INE. Debo tomar medidas para que podamos avanzar”, añadió el presidente de CEOE.

Los datos a los que se refiere Garamendi son los únicos oficiales, la estadística de vacantes que elabora el INE a partir de 28.500 entrevistas. Según estos datos, España registró una cifra récord de puestos vacantes sin cubrir, 156.000, un nivel muy bajo para los que denuncian los empresarios. Y, sobre todo, somos conscientes del problema que se plantea en otros países europeos. La estadística de Eurostat sitúa a España como uno de los países con menor número de vacantes, un 0,9%, pero más afectado por este problema, al igual que Bélgica con un 4,7%.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO