miércoles, febrero 21

El Alavés ya se encuentra en Sevilla en situación límite | Fútbol | Deportar

Un Sevilla tuvo que desplomarse en defensa y proscribió su punto más bajo encajando una nueva derrota, ahora ante el Alavés, rival directo por la permanencia. El matrimonio Vasco se separó, de esta forma, con un registro muy negativo. Ganó fera de casa 26 partidos después gracias a su steelto en el balón parado. Y eso después de que el Sevilla empatara 0-2 en el segundo minuto. Duarte, con cierto certificado en el último minuto, se encontró con Quique Sánchez Flores.

2

Dmitrovic, Jesús Navas (Juanlu Sanchez, min. 69), Sergio Ramos, Kike Salas, Marcao, Boubakary Soumare (Rafa Mir, min. 55), Rakitic (Djibril Sow, min. 55), Suso, Óliver Torres, Lucas Ocampos y isaac romero

3

Sivera, Gorosabel, Nahuel Tenaglia, Rafa Marín, Javi López, Carlos Benavídez, Ander Guevara (Antonio Blanco, min. 92), Carlos Vicente, Luis Rioja (Rubén Duarte, min. 76), Guridi (Alex Sola, min. 76) y Kike García (Samu Omorodion, min. 72)

goles 0-1 min. Min. 25: Nahuel Tenaglia. 0-2 minutos. 40: Kike García. 1-2 minutos. 69: Rafa Mir. 2-2 minutos. 81: Lucas Ocampos. 2-3 minutos. 89: Rubén Duarte.

Árbitro Alejandro José Hernández Hernández

Tarjetas amarillas Rafa Marín (min. 22), Boubakary Soumare (min. 50), Marcao (min. 58), Jesús Navas (min. 62), Mariano (min. 73), Carlos Benavídez (min. 80) y Kike García (min. .90)

Nada el bueno sucio al equipo Andaluz, un auténtico flan, algo mejor en la segunda parte, pero un equipo sin recursos y sin ningún plan. El Alavés siempre supo que jugar. Es un equipo fuerte, que supo responder al impaté del Sevilla en el minuto 82 tras un penalti del VAR que anotó Ocampos. Duarte, en una gran acción estratégica, asestó este terrible golpe a Sevilla, que se encontraba en una situación límite. Si ganan Celta y Cádiz, los de Quique Sánchez Flores llegarán a los puntos de descenso, zona donde se encuentra el Alavés, que acaba encontrando el premio al buen juego que viene perdiendo en los últimos partidos. Un equipo que había perdido puntos en los últimos minutos se encontró con una merecida revancha en el Sánchez Pizjuán.

Se supone que Sergio Ramos, leyenda del fútbol español, llegó a Sevilla para, entre otras cosas, hacer del Fortaleza su defensa en el juego aéreo. La realidad es que, como otras cosas, la defensa del balón parado es una firma dependiente del equipamiento de Quique. Se esperaba que el Sevilla tuviera un inicio aceptable ante un Sevilla atormentado cuando el jugador del Alavés fue marcado por el centro de Tenaglia en su primera salida a la puerta de la salida de una bolsa de deporte en el minuto 26. Esto da como resultado un defensor imposible de enfrentar el balón. paradoja.

Un bourrón que llega con una puesta esperanzadora al escenario del conjunto andaluz, con una bajada a la más larga de Navas durante los dos minutos como mejor argumento. Sin marca al Sevilla tras unos aceptables 20 minutos. El Alavés, en buena forma y con un gran Guridi, vendió petróleo a otro compañero de Kike García que trabajó con Kike Salas para derrotar a Dmitrovic. Definitivamente, el biberón para perros que es Sevilla es todo el mismo polvo. El Alavés, sin tener nada del otro mundo, puede hoy hacer el tercero en otra relación que se filtra al palo. Sevilla, lenta y previsiblemente, se transformó en un alma en pena.

La Rioja perdió ante Sevilla en una acción al perder Sergio Ramos un balón en el centro del campo. Entonces entraron el jugador Mariano y Mir, acompañados de una cerda. El Sevilla mejoró con el rendimiento del Alavés. Marcó Mir y hoy Ocampos cobró el penalti tras un disparo de Benavídez ante Mariano que había avisado al VAR a Hernández Hernández. Los andaluces ni pudieron ni conservar el empate. Gorosabel entró por la banda con Ocampos Pedrosa descolgados y se encontró en un córner. Éste voló mientras exponía el mal que desafiaba a Sevilla. 2-3, trío del Alavés y saltan todas las alarmas en un equipo que se marcha con sólo 16 puntos.

“Hemos salido muy bien, con 25 minutos muy buenos. Llegó el balón parado y decidió contra. Estas cosas no tienen mucha explicación, porque esa es la parte más importante de hacer bien estas cosas. Y llegamos tan tarde. La primera vez que cambiamos de partido reaccionamos y nos precipitamos, pero el balón del parado fue un mártir. Tenemos que pensar mucho en eso”, afirmó el técnico del Sevilla, Quique Sánchez Flores. “El equipo se compuso bien y pudimos levantar el triunfo. Admira a los jugadores que aguantaron tras la derrota del Sevilla. Nosotros somos mejores, pero el Sevilla puede ir arriba hasta que no juegue bien. Creo que no es penalti, pero lo siento por él y estás aquí”, dijo Luis García Plaza, técnico del Alavés.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.