lunes, marzo 4

El Chelsea es una calamidad | Fútbol | Deportar

No habrá alegrías en la vida para el Chelsea, que seguirá en el desastre. El equipo que más derrochó partidos en el último año y la media (1.078 millones de euros) conformó una planta repleta de medianas que tenía al equipo a 14 puntos de la plaza del presidente del Gobierno cuando disputó 18 partidos. Ocho los ha perdido, entre ellos en nuestras últimas cuatro destrucciones. La última derrota (2-1) llegó al Wolverhampton ante un rival cuyo pasado había marcado el camino contrario, se convirtió en vendedor y dispersó a los hombres en cuanto a su capacidad para mantener la categoría, más con la marcha de Julen Lopetegui en la víspera del inicio del campeonato. Hoy me encuentro a puntos con el acaudalado Chelsea en la mesa de medios.

2

José Sá, Dawson (Santi Bueno, min. 70), Tote Gomes, Max Kilman, Rayan Ait Nouri (Hugo Bueno, min. 86), Nelson Semedo, Mario Lemina, Gomes Da Silva, Matheus Cunha (Matt Doherty, min. 86 ), Hwang Hee-Chan y Sarabia (Thomas Doyle, min. 75)

1

Dorde Petrovic, Axel Disasi, Levi Colwill (Ian Maatsen, min. 79), Malo Gusto (Benoit Badiashile Mukinayi, min. 79), Thiago Silva, Conor Gallagher, Cole Palmer, Chimuanya Ugochukwu (Nkunku, min. 58), Sterling, Nicolas Jackson (Nonso Madueke, min. 79) y Armando Broja (Mykhailo Mudryk, min. 58)

goles 1-0 minutos. 51: Mario Lemina. 2-0 minutos. 92: Matt Doherty. 2-1 minutos. 95: Nkunku.

Árbitro David Coote

Tarjetas amarillas Mario Lemina (min. 27), Conor Gallagher (min. 29), Cole Palmer (min. 56), Malo Gusto (min. 60), Nicolas Jackson (min. 61), Matheus Cunha (min. 63), Sterling ( mín.63). mín. 99) y Bettinelli (mín. 100)

No son los millones de dólares que aportó el club que, en mayo de 2022, pasó por las manos del consorcio inverso liderado por el norteamericano Todd Boehly, un tipo que costumbrado para dar huevos en varias cestas del deporte con participación en equipos angelinos. (Lakers y Sparks, del Baloncesto y Dodgers, del béisbol). También es un viaje entre su calderilla, gracias al apoyo del consorcio que gestiona el Chelsea, que le aporta los 75 millones de dólares que le costó al Estrasburgo y que le da una plaza en la gala de La Liga. Boehly emitió varias señales de desubicación. Proponer un All-Star en el estreno y también que los descendientes se definan en un playoffs. En su primera campaña, Thomas Tuchel perdió en la prueba de Campeones en casa del Dinamo Zagreb. “Hubo un encuentro de tres minutos con el ojo de la madre”, describió el técnico alemán. Fue recibido en septiembre y pasó al técnico del Brighton, Graham Potter. Recibieron 25 millones de euros de su cláusula de rescisión y los enviaron a Stamford Bridge. En abril, desesperación.

Los hombres del Chelsea han construido un equipo muy razonable. La palabra más utilizada por el técnico Mauricio Pochettino es paciente, pero los movimientos del club son compulsivos y sin un rumbo claro. El duplicado de malos cruces de Enzo Fernández y Moisés Caicedo requirió una reversión de 237 millones de euros. Los dos hombres se encuentran en el duelo de navegación contra los Wolves. Al banquillo envió a otro pivote defensivo, Romeo Lavia, de 19 años, fichado en septiembre en el Southampton por 62 millones y al que nunca le ha tocado una lesión en un balón.

Le pasó a Nkunku (60 millones de dólares pagados al Leipzig), autor de este postrero que esperó en el equipo para igualar las espaldas con las que los Wolves ganaron el partido. Avant Chelsea, il avait déjà choisi l’option d’adhérer au marcador dans une action surréaliste de trois joueurs contre le portier alors que Sterling a décidé de se lancer avec la pelote en face d’entregarsela avec Palmer ou Jackson pour que les empujasen au Rojo.

El equipo más importante del mundo se alineó con los Palos de Petrovic, jugador serbio clasificado a la MLS por 14 millones y fue seleccionado por futbolistas como Malo Gusto, Disasi, Palmer, Ugochukwu o Jackson, el exatacante del Villarreal. Para este quinté, costará 190 millones más. Todo el plan es consistente con la política que empujó a Boehly a firmar grandes contratos para que las cancelaciones no fueran penalizadas. Así, el Chelsea parece ser el más comprometido en las carreras que, construyendo y desde hace tanto tiempo, no supera más marcas en gastos: es el equipo del Primer Ministro que más (19) ha perdido en 2023.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.