domingo, abril 14

El soliloquio de Pogacar en la Volta Cataluña | Bicicleta | Deportar

Pogacar celebra al trío en Port Ainé.Volta Cataluña

Quedaban 7,5 kilómetros para llegar a la meta, rampas demoniadas cansadas de Port Ainé. Bebió a trago a Pogacar y sacó el bidón, libre de carga para este quedaba. Lo mismo hizo Landa, disputa para la batalla, homerica empresa la suya ante el esloveno. Pero mientras este chico, Gallardo y protagonista, decidió atacar, paró el fuego y se puso a hacer de todo con el balón abierto salvo, claro está, un Pogacar que sólo seguía el juego sino que tenía rival, tiros de riñón. y pedales de acero, subieron sin igual. “Sé que voy a calentar y que espero poder nadar, pero por principio no puedo hacerlo”, aceptó hoy Landa con dificultad para respirar durante la carrera. “Lo atrapé y ahí se fue, aunque pensé que era un poco pronto. Mientras pensaba que podíamos sufrir las espaldas, pero encontró un buen ritmo…”, respondió Pogacar, que poco a poco fue abriendo hueco, que una vez más se quedó en solitario. mostrar del bien y de la ascensión que el regreso valió el laurel de la etapa y, de repente, declaró a cualquiera que no tuviera rival, que en Volta está ahí y después del resto, que un extraterrestre sólo tiene uno.

Despertó Sant Joan de les Abadesses con una noche preciosa, de esas cosas que no dejan ver la mayoría de los metros, pintura bucólica de bosque frondoso que ya paso a la primavera y carreteras secundarias, birujiprofiternaico. Pero con las horas de suelo, el paisaje mejoró, las alegrías del grano que cayó sobre los ciclistas en la etapa anterior, el elenco que ponía voz a Enric Mas disparó a la moto o a las bolsas para cadáveres de un Mikel Landa, el luchador por derrotarlo. del agua que la calaba. “Recuperó la temperatura”, coincidió antes del partido. La etapa de hoy, sin embargo, también debe pasar al pelotón. “Seguramente vuelva a tacar Pogacar”, resumen los entrenadores de los ciclistas que preparan la salida, conscientes de que la jornada será dura con las bajas en el puerto de Tossas (1ª categoría) y los dos fuera de categoria (categoría especial) de Port Cantó y, como broche, de Port Ainé. El director de Emiratos Árabes Unidos, Matxín, sonreía. De hecho, quienes se visitaron con sus compañeros durante el día anterior, no lograron pasar el tiempo sino para sumar laureles a su amplísima lista de logros. “Vinimos a intentar ganar, trabajamos mucho para ello, para ir en la mejor forma y al final la victoria hizo el trabajo de todos”, resolvió el amante de Sant Joan.

Una vez más, Mollema (Trek) decidió ser el luchador del día, huyendo hasta la cima del teléfono. Lipowitz (Bora) no quiso ser menos, compañero de fatigas. Pero el pelotón no está en conflicto con las ilusiones, porque absorbió a los valientes atrévidos, así como también neutralizó las siguientes intenciones. Hasta que 10 jinetes decidieron abandonar el guion, fugada por consolidada. Pero los Emiratos Árabes Unidos no quieren sorprenderse, pero ya no pueden decir que la venta se realizará en el momento y con los medios. Resultó que en el segundo puerto, de 25,4 kilómetros y con rampas de hasta el 12% de dipiente, reconoció Visma el informe, informando que el Kuss norteamericano no estaba en conflicto con el irse del vacío de su segundo territorio, en el que vivía Cataluña. Girona y ahora llega a Andorra, designado en la jornada previa de la montaña, responsable del líder del mejor equipo del pelotón hasta el momento en la Volta. Así, durante 65 kilómetros de toda la meta, el pelotón se unió y salvó a quien pudo.

“Será un día diferente, seguro que habrá más corredores y será más complicado controlar la carrera. Tendré que intentar llegar lo más lejos posible en el último minuto», dijo Pogacar antes de la salida. Concesión que trató de minar Visma, pues impuso su ritmo en el ascenso, suficiente para descender momentos en el pelotón, aunque nada pueda En la Bajada Hacia Rialp, conectada con el escarpado de Port Ainé, se recuperarán 18,7 kilómetros de rampas con una pendiente media del 6,8% y rampas del 12%. Y durante la bienvenida de la cuesta a se recuperó el protagonista de Emiratos Árabes, Marc Soler delante, el gregario que todos los corredores, el ciclista que se ponía y tiraba los sorbos al pelotón hasta coger el acelerador. Los primeros kilómetros fueron un puro suplicio para las piedras y los pulmones, pero Víctor de la Parte ( Euskaltel) lanzó el órdago, un ataque que se sabía infructuoso pero que tuvo visibilidad en el equipo. Una bonita tentación según la cual Soudal abortó por culpa de Mikel Landa, que estaba feliz de haber visto más de este concepto romántico de landismo, du cycliste de la vieille utilisation qui s’engageait avec l’aficionado, se sentait fort, l’ambition par le passé et sans vie avec l’empereur Pogacar, en mal d’un stratagème pour érosionr le resto et s’atomiser comme la segunda. Este fue el rito que inspiró a su compañero Jan Hirt quien realizó un ejercicio de supervivencia. darvinianoLa selección natural de los más fuertes, acaso 25 corredores en tarta.

Se trata de sustento, de reanudaciones, de aire acondicionado que se queda en el aire, te para los pulmones. No como el jerárquico Pogacar, sin embargo sin expresividad, que también está a punto de lucir una plata, un pedal seguro y una postura elegante. Luego estuvo el ataque de Landa y el partido de Pogacar, que a cada metro abría brecha, que no hacía nada por ello. Gloria al rey es otra cosa. Fue Landa, que recibió la visita de Kuss, que atacó estas zagas con un cambio de ritmo brutal y que pareció querer devolver el favor al Angliru, mientras Mikel le levantaba a la calle para salvar el maillot, en el puesto de la Vuelta. campeón. . Pero Kuss no está en ti principal No hubo mucho oxígeno, pues Landa acudió a la asistencia, capaz de cambiar el ritmo, para meterse en el tiro, pero pecó de milagro. Otro segundo punto, otro acierto, el mejor de los mortales, a 48 segundos del enamorado, que levantó el puño a 150 metros de la bandera cuatro, que también arma en el cruce del meta. “Quería sacar algo de ventaja al tercero y lo consiguió. A pena que esté Pogacar porque la victoria será difícil”, resumió Landa. «Es difícil aspirar a algo más como Pogacar», dijo Kuss. Porque no podemos resistirnos a la tiranía de Tadej, dos tríos de carreras, dirigidos con más de dos minutos de ventas, monólogo en Volta.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.