domingo, abril 14

Entrada telefónica en riesgo en 2023 por los costes sanitarios y ERE del Reino Unido | Empresas

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.Marta Fernández Jara (Europa Press)

Telefónica registró en 2023 sus primeras pérdidas anuales desde 2002, como consecuencia de diversos efectos extraordinarios. La operadora reportó un saldo negativo de 892 millones de euros en 2023, como consecuencia del impacto sanitario de 3.107 millones de libras (un total de 3.600 millones de euros) a la filial británica Virgin Media O2 (VMO2), y la provisión de 1.300 millones de euros . euros del Oportunidad de Regulación de Empleo (ERE) en España, para 3.400 personas que, en su mayoría, se incorporarán a la empresa en los próximos días. El impacto en Telefónica del deterioro en Reino Unido asciende a 1.786 millones de euros, debido a la participación del 50% del capital (el otro 50% es propiedad de Liberty Global) de su filial en las islas.

En cualquier caso, sin poder controlar los extraordinarios, el beneficio ordinario de Telefónica alcanzó los 2.369 millones de euros durante el año 2023, un 17,1% más que en 2022. Las acciones de la operadora han sufrido esta juventud un 1,6%, hasta los 3,74 euros.

El fondo de comercio es la capacidad de una empresa de generar beneficios a través de activos intangibles que pueden producir inversiones futuras, como el valor de la marca, la base de clientes, la posición, Saber cómo o el valor de las patentes. En el caso de VMO2, este ajuste se estableció como consecuencia del deterioro de la situación macroeconómica en el Reino Unido y su influencia en la futura generación de fondos.

Las primeras pérdidas las sufrió Telefónica en el marco de un ejercicio del año 2002, mientras que, durante los inicios de la presidencia de César Alierta, registró una cifra roja de 5.576 millones de euros, con un impacto extraordinario de 16.217 millones de euros, según los expertos se vieron recompensados ​​con los activos y esfuerzos de reestructuración de las licencias de telefonía móvil UMTS adquiridas en Europa con un coste elevado (especialmente en Alemania), Terra Lycos, Pearson y Telefónica Deutschland.

El operador también sufrió pérdidas durante el cuarto trimestre de los años 2015, 2019 y 2021, tras las provisiones tomadas para hacer frente a los sucesores de los planes voluntarios de bajos (PSI), pero en el marco de cada ejercicio registraron ganancias.

El dato llega en un momento de gran victoria para Telefónica, con la entrada en el capital de Saudi Telecom Company (STC) y con la adquisición de un 9,9% del capital, por lo que hoy ha recibido permiso del Gobierno para supervisar la clasificación. del 5%, dado el carácter estratégico de las telecomunicaciones, seguridad y defensa nacional; y el retorno del Estado al capital, una vez que la Sociedad Estatal de Participación Industrial (SEPI), ejecute el mandato de adquirir hasta el 10% de las acciones, lo que transformará al Estado en la primera acción.

En cualquier caso, dentro del margen de extraordinarios, Telefónica mantiene la tendencia de crecimiento del negocio. El operador, que celebra en abril su centenario, obtuvo unos ingresos de 40.652 millones de euros, un 1,6% más que en 2022 y el mayor volumen de 2020. En el cuarto trimestre, las ventas se sitúan en 10.153 millones. El sector de las telecomunicaciones indica que la empresa comercial (B2B) se consolida como una meseta de crecimiento importante, con un incremento orgánico de los ingresos del 6,3% en el marco del ejercicio.

En su opinión, el beneficio operativo antes de amortizaciones y amortizaciones (oibda) aumentó un 1,4% en 2023, hasta 13.121 millones de euros, incremento que en el último trimestre aumentó un 1,6%, hasta 1.795 millones. «Confirmando las previsiones marcadas por la compañía, Telefónica España registró un incremento orgánico de su dividendo, del 0,1%, en el último trimestre de 2023, aunque esto no se produjo a partir de 2019», afirmó el operador.

Según su informante financiero, Telefónica ha cumplido todos los objetivos de este proyecto fijados para 2023, que será revisado durante el segundo trimestre. Los gastos de capital y las inversiones crecieron orgánicamente al 3,7% y 3,1%, respectivamente, y las reversiones (capex) se limitan al 14% de las ventas. También fue superior la previsión de flujo de caja libre, que, con un total de 4.227 millones de euros, se sitúa en el extremo de los 4.000 millones estimados. En el trimestre se superaron los 1.562 millones.

Telefónica ha comunicado nuevos objetivos para el mes de 2024, el primer ejercicio completo del plan estratégico GPS, presentado el pasado mes de noviembre durante el Capital Markets Day, corresponde a un incremento de los ingresos del 1%; entre el 1% y el 2% del resultado de explotación antes de depreciaciones, amortizaciones, intereses y gastos (Ebitda), en la medida en que consten las cuentas de la empresa; y la caja operativa (Ebitdaal-Capex) también se sitúa entre el 1% y el 2%.

El operador también está considerando una cifra de reversión en las entradas de hasta el 13%, una vez superado el pico de reversión después de alcanzar grandes despliegues de fibra óptica, y un incremento del flujo de caja libre de más del 10%. La telefónica precisa que el objeto del crédito fiscal de este año tenderá a referirse a los 2.308 millones de euros resultantes de la nueva definición que la propia compañía aplicará a partir de este ejercicio.

Dividendos

En cuanto a la remuneración del accionista correspondiente en 2024, la compañía confirmó el reparto de un dividendo efectivo de 0,30 euros por acción, lo que supondrá un pago cercano a 1.700 millones de euros, abonado en dos cuotas, en diciembre de 2024 (0,15 euros) y en junio de 2025 (0,15 euros), en línea con el plan GPS establecido también en la ciudad. Además, amortizará el 1,4% del capital social de la empresa, el equivalente a la tarjeta automática existente a 30 de junio de 2023.

La compañía hizo constar que, en relación al dividendo correspondiente a 2023, también de 0,30 euros por acción de hecho, ha suprimido el primer tramo de 0,15 euros para el título del mes de diciembre, y ya ha abandonado el segundo, por el misma importación, el próximo mes de junio. Telefónica decretó que, en 2023, el flujo de caja por acción permitiera ganar 0,70 euros, con lo que se decidió de forma que se mantuviera plenamente vigente el dividendo cotizado de 0,30 euros por el título.

Con esta evolución, Telefónica lidera el ejercicio con una deuda financiera neta de 27.349 millones de euros, un 2,5% más que en el final de 2022, con un ratio de inversión de 2,60 veces. La compañía se ha enfrentado este año a movimientos de calado, como la operación sobre la participación que no controlaba su filial alemana, con un impacto de 881 millones de euros y como consecuencia de la pérdida como cliente mayor del operador móvil virtual 1&1. .

La compañía de telecomunicaciones defendió su capacidad de anticipación y la prudencia aplicada en la gestión de la deuda, lo que fortaleció la posición financiera del grupo. En 2023, la compañía realizó una labor de financiación por importe de 5.296 millones de euros que le permitió mantener una posición de liquidación «sólida» de 19.531 millones de euros. En esta línea, Telefónica ha cubierto las ventas de los próximos tres años, más del 80% es de tipo fidelizado y mantiene una vida mediática desde el día anterior hasta los 11,6 años. El coste medio de la deuda se sitúa a finales de 2023 en el 3,80%, frente al 3,96% de finales de 2022.

“Telefónica continúa ejecutando su camino del día, sin avisar de la incertidumbre macroeconómica global, con la ambición y determinación necesarias para completar el proceso de transformación operativa iniciado desde 2016. En 2023, Telefónica ha cumplido todos sus objetivos financieros y de frente. “Hemos decidido comprometer nuestro plan estratégico GPS para construir una nueva Telefónica y liderar la nueva era digital”, afirmó el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Base de clientes

Según los términos de operación, Telefónica se sitúa en 2023 con una base de 387,8 millones de accesos, aumentando los accesos de fibra y contrato móvil un 13% y un 3% respectivamente.

La compañía continuó avanzando activamente en la transformación de sus redes inteligentes de última generación. “Con la aplicación de historias tecnológicas como la inteligencia artificial o aprendizaje automáticoTelefónica busca explorar e implementar soluciones que le permitan tomar decisiones de forma más rápida y eficiente, de modo que en última instancia mejore su posición competitiva, su gestión de reversiones y su horror de costes”, afirma la compañía, que añade que este proceso ha facilitado la aceleración del despliegue. de fibra óptica y 5G, así como la aparición del rojo cobrizo, prevista para el próximo mes de abril, coincidiendo con el siglo.

La empresa de telecomunicaciones asegura su posición como conductora mundial de fibra con una cobertura de 173,1 millones de unidades inmobiliarias pasadas con redes de banda ultrarrápida (+3%), sobre un total de 74,3 millones de hilos de fibra (+14%). . En este caso, Telefónica Infra ha avanzado en su mapa de infraestructuras. Así, durante el mes de diciembre el 30% de los futuros despliegues de telecomunicaciones serán ejecutados por nuestros vehículos múltiples de fibra óptica, que en el mes de diciembre sumarán 21 millones de unidades inmobiliarias pasadas.

En cuanto al 5G, la cobertura se creó para llegar al 87% de la población en España, al 94% en Alemania, al 48% en Brasil y al 51% en Reino Unido. Además, la compañía ha lanzado 5G+ en España, Alemania y Brasil, y espera llegar a Reino Unido en los próximos meses.

Recuperación de España

Telefónica ha destrozado la recuperación de su filial española durante 2023 a nivel comercial y financiero. El OIBDA se estabilizó durante un trimestre, los ingresos mantuvieron un aumento sostenido durante un largo periodo del año y consolidaron la mejor actividad comercial. Esta evolución comenzó, según Telecomunicaciones, en una “oferta diferencial de calidad” que permitió continuar con la revisión de precios en enero de 2024. Durante el periodo 2023, el volumen de negocio aumentó un 1,3 %, hasta 12.654 millones de euros, dijo el alcalde. importa desde 2019, con un subsidio del 1,6% de los ingresos del servicio.

Los mejores aceleraron en la última parte del año. Los ingresos del trimestre aceleraron su crecimiento interanual hasta el 3,3% gracias al incremento del 6,5% en las ventas de terminales (un 1,3% en el tercer trimestre), pero los mayores ingresos por servicio, que crecieron un 3,2%, 2,2 puntos porcentuales para el final del tercer cuarto. El operador destrozó la fortaleza de las rentas minoritarias, con una subvención del 2,7%, impulsada por la venta de alta de servicios informáticos a empresas, y la mayor actividad comercial en el contexto residencial.

El acceso aumentó un 1%, impulsado cada trimestre por la aceleración de la televisión de pago, con una ganancia de 8.000 líneas, durante el lanzamiento de la nueva plataforma Movistar Plus+, abierta a usuarios de otras telecomunicaciones; y por el mayor incremento interanual del 1% tanto en la banda es como en contrato móvil. La fibra siguió creciendo entre octubre y diciembre, integrando 81.000 accesos, entre ellos 75.000 menores, y representando el 92% de la base de clientes siempre fieles de la banda. Telefónica, que en abril procedió a despachar su tradicional rojo cobre, incrementó con su infraestructura de fibra un total de 29,3 millones de unidades inmobiliarias.

Sigue toda la información de Cinco Días fr. Facebook, XLinkedInfrecuentemente nuestro boletín Agenda de cinco días

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y el contexto para entender su capacidad

Recibela