miércoles, febrero 21

Está claro que el hidrógeno verde creará 180.000 puestos de trabajo y supondrá un punto del PIB en 2040 | Economía

Una fábrica de electrolizadores y pilas de combustible de la multinacional alemana Bosch, en Stuttgart.TOMÁS KIENZLE (AFP)

181.000 puestos de trabajo y un punto mayor en el PIB, con una aportación adicional de 15.600 millones de euros. Ésta será la economía positiva del agua verde en la economía española, según cálculos realizados en los últimos meses por Cepsa y Manpower Group en el marco del Foro Económico Mundial, que se celebra estos días en Davos (Suiza). Tanto que la petrolera será como la empresa de recursos humanos lleva a cabo una “revolución inminente” en el mercado laboral europeo e insta a mejorar las capacidades de los trabajadores para que puedan aprovechar estas nuevas oportunidades laborales.

Los 181.000 nuevos puestos de trabajo que se proyectan en el mercado laboral español constituyen la cifra más alta de Europa, por detrás de Reino Unido (173.000), Alemania (145.000) y Francia (105.000). Y esto es el 11% de los calculados para el continente: 1,7 millones en total, según la encuesta, una de las primeras públicas en este ámbito.

El hecho no es ni mucho menos arbitrario: la energía española lleva años en una acelerada reconversión de un negocio íntegramente basado en combustibles fósiles a uno completamente nuevo, que se descubrirá en las llamadas de moléculas verdes: el hidrógeno y sus derivados: amoniaco o metanol. , entre otros.

España será también el país en el que los nuevos empleados tendrán más habilidades adquiridas para la transición energética requerida: el 55% de los nuevos puestos. Además, se tomará el mayor rumbo generacional: si hoy el 37% de los empleos en el sector energético están ocupados por mujeres, en 2030 esta cifra desaparecerá hasta el 51% en el caso de los combustibles renovables.

El 80% de los nuevos empleados en el sector de los combustibles renovables serán técnicos de nivel medio y superior. “Crear demanda de científicos e ingenieros de nivel medio y superior, electricistas, gerentes administrativos y de ventas, personal de minería y construcción, profesionales de la información y las comunicaciones, y operadores de metalurgia y maquinaria”, se lee en la información. “Los profesionales que deseen aprovechar uno de los nuevos empleados que se crean, han de estar formados en alguna o varias de las competencias necesarias para empeñar estas ocupaciones”. Al mismo tiempo, será necesario “movilizar a profesionales de profesiones que perderán su relevancia para poder reciclarse en otras áreas de mayor demanda”.

Tras varios años de intensa actividad anunciando nuevos proyectos de hidrógeno verde, la fibra de moléculas verdes ha demostrado ser sostenible en los últimos tiempos. No es que no haya habido cambios de temperatura en nuestros proyectos de futuro -poco del papel imprescindible para descarbonizar sectores difíciles de electrificación-, sino que sólo una pequeña parte de los proyectos anunciados ha podido transformarse en la realidad de la carne y del hombre. Según los últimos proyectos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), sólo el 7% de los proyectos que se llevarán a cabo estarán en la lista en 2030.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO