miércoles, febrero 21

Griezmann abre la mesa del Mallorca con un sombrero imperial | Fútbol | Deportar

Griezmann aún no ha llegado. O eso parecía. Ubicado en el interior, dirígete a una de estas partes que parecen ser obligatorias. Apeñas tuvo una trascendencia en el partido, pero aparece cuando el empate a cero reinaba y el reloj se abre a la hora de partido y el Mallorca está bien encastillado. Elevó a Griezmann al área para conectar un valioso cable, lejano, más allá del punto de penalti, que se dirigía hacia el equipo. Rajkovic no entró. El delantero francés surgió para ganar un partido que le permite al Mallorca jugar contra el Atlético. Ha descubierto la oportunidad y la precisión de los futbolistas que están a través de los medios.

1

Oblak, Mario Hermoso, Witsel, Azpilicueta (Giménez, min. 82), Samuel Lino (Saúl, min. 71), Koke (De Paul, min. 63), Pablo Barrios Rivas, Marcos Llorente, Griezmann, Morata (Depay, min. . . . 81) y Correa (Rodrigo Riquelme, min. 63)

0

Predrag Rajkovic, Valjent, Copete (Pablo Maffeo, min. 81), Giovanni González, Nastasic, Lato (Javi Llabrés, min. 81), Darder, Antonio Sánchez (Omar Mascarell, min. 62), Dani (Amath, min. 74 ), Samuel Costa y Abdón Prats (Cyle Larin, min. 62)

goles 1-0 minutos. 64: Griezmann.

Árbitro Juan Martínez Munuera

Empeñado en la historia, con 170 tantos, Griezmann está superado al Escudero como el segundo máximo goleador en la historia del club. Hay tres goles en solitario del mito Luis Aragonés. Este último paso permitirá al Atlético ascender a lo más alto de la clasificación y viajar sin angustia moral a Rotterdam para intentar certificar ante el Feyenoord la primera plaza de su grupo entre la Champions. Aunque Amath no pudo acudir al trabajo, se vio desesperadamente intimidado mano a mano por Oblak, que hoy le hizo cruzar excesivamente el sombrero con el interior de su palco.

La segunda vez, Simeone habló de su alineación ofensiva, con la bomba de Griezmann ejercitándose por dentro y con Correa y Morata como pareja de ataque. El plan ahora no es desatar la fiesta goleadora expansiva que se produjo ante el Celtic (6-0). El Mallorca no lo permite. No pude contactar a Javier Aguirre con Muriqi, quien lo atacó. El futbolista que le permite competir en la zona media de la tabla con uno de los equipos que menos pases tiene por jornada y que menos tendido de balón tiene para el campista. No hay, sin embargo, ningún contratista que haya sido más reeditado en lugar de las tres centrales eléctricas para armar las estructuras defensivas del mexicano. Después de décadas de construir con este diseño, lo hicimos con equipos difíciles de construir. Este año no fue la excepción el Atlético, que se mostró desnudo y frenético por la defensa nacional del Mallorca tras un inicio centelleante comandado por Lino y Barrios. Morata y Correa ganaron el primer gol a las cuatro horas y después esperaron para el equipo de Simeone. Paró y también dejó aventura a Abdón y Dani Rodríguez. Con este Griezmann en baja revolución, el Atlético no encuentra cómo relacionarse con Correa y Morata. Tampoco le daban profundidad Lino, ya controlado por Gio González, y Llorente. Sin goles y sin chispa, Simeone se puso el túnel de ropa con el gesto retorcido.

Falta un paso más para que los rojiblancos consigan tumbar al buen ejército defensivo del Mallorca. Morata con un cabezazo y un remate defectuoso puede abrir la mesa en el inicio del segundo acto. En la época del Atlético era más mandón y más dañino. Mandó a Simeone a Koke, como él a Las Palmas cuando el equipo iba perdiendo, pensando en el duelo del Feyenoord. Es cierto, es cierto que a Griezmann no lo mandaron como él al estadio de Gran Canaria.

Sobrevivía el Mallorca, bien situada, pero no hay combustible para estirarse. Sólo que la vara cayó cuando Mario Hermoso pudo tener una rosa muy tocada en el área para que Griezmann pusiera el tiro sobre la mesa con este líder imperial y este portero. En cuanto al vestuario, el delantero francés tuvo que intervenir en el partido. Cuando sucedió, definitivamente fue hacerlo.

Tienes una oportunidad para que el Atlético acabe el partido. No lo hizo y l’fue el momento de Simeone. Nuevamente llama al grado con nuestros repuestos de emergencia para que tu equipo se mantenga vivo y en tensión en el tranvía final.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.