domingo, abril 14

José Luis Malo de Molina: ser economista en un banco central | Economía

Ya tenemos a José Luis Malo de Molina (Santa Cruz de Tenerife, 73 años), el prestigioso economista que, durante 23 años (entre 1992 y 2015), fue director general del Servicio de Estudios del Banco de España. Tienes la oportunidad de trabajar con él durante gran parte de este tiempo y compartir tu amistad. En los últimos meses, la sobrecogía compara la serenidad y la crudeza con el curso de tu enfermedad y tus nefastos pronósticos. Es un realismo y una capacidad de aplicar la lógica sin concesiones ante situaciones complejas que son una constante en tu vida personal y profesional.

Desde su puesto de director general del Banco de España, José Luis ha sido protagonista de un periodo de enorme transformación de la economía española, de la que se ha convertido, quizás, en su más profundo conocedor. Hemos constatado el gran impacto que sus presentaciones –impecablemente estructuradas, detalladas y financieras– han tenido en las delegaciones de organismos internacionales que visitan periódicamente nuestro país para evaluar la economía española. En una ocasión, el jefe de una delegación del FMI, escuchando la brillante intervención de José Luis durante su visita al banquillo el primer día de su misión en España, exclamó: «José Luis: escribimos la información». «No podemos decir que vamos a dar la vuelta al tiempo hasta que podamos regresar a Washington».

Durante su mandato, siguiendo las enseñanzas de Ángel Rojo, sin dejar de considerarse su maestro, se esforzó en que el Servicio de Estudios comprendiera con prudencia la profundidad del análisis en su presentación pública. El ejemplo más claro es la forma en que el Banco refleja su información y compara los valores públicos de los desequilibrios -como el exceso de deuda privada, la sobrevaloración de la vida, el déficit exterior y la rápida reducción de la productividad- con los de la economía. . El español fue acumulado durante los primeros años de nuestra participación en la UEM. En un entorno de evidente complacencia generalizada por el aumento del crecimiento y la creación de empleo, las publicaciones del sector bancario advierten de los riesgos que revelan estos desequilibrios, pero mantienen la confianza en su corrección ordenada como escenario más probable.

Este tono de comunicación refleja la obsesión de José Luis, quien recientemente -y en el último mensaje que recibimos- me reconoció como algo excesivo, por impedir el análisis cada vez más serio de la parte del banco que podía -como el bombardero hackeado- que contribuye al materialización de los riesgos señalados. Estos equilibrios dialécticos no siempre serán bien comprendidos. Las hemerotecas y los diarios de las sesiones de los Tribunales de Medios de la primera década de la actual sede ilustran, en diferentes legislaturas, el mismo análisis de la bancada que sirvió de referencia para las críticas a las políticas económicas del gobierno por parte de la oposición. como descalificado por alarmista por observadores cercanos al Gobierno de turno. Es curioso que integradores de otros sectores coincidieran años después de criticar determinadas situaciones que, en su momento, fueron aplaudidas o cuestionadas por los alarmistas.

Los militantes de los partidos juveniles de su juventud abandonaron toda disciplina partidista en su vejez. Aunque el menú está en el centro de la ciudad, todavía tiene una gala por su independencia en las discusiones técnicas. En efecto, nuestras posiciones político-económicas eran ortodoxas: estaban en el menú y fueron catalogadas (y criticadas a ciertos sectores) como liberales en lo que respecta a la regulación del mercado laboral (de los que son consumidores especializados). y conservadores con respecto a la política monetaria y fiscal.

Personalmente, puede ser tranquilo e incluso entrenable en distancias cortas. Además, era una persona muy familiar, amigo de sus amigos y leal con sus colaboradores. Es cierto que no puedes decidir que siempre te tratarán con facilidad en las relaciones profesionales. No hubo elogios gratuitos de los amigos y mucho menos adulación de los líderes, pero eran comunes a las organizaciones jerarquizadas. Por otro lado, utilizarás tu agresividad intelectual para demostrar tu desprecio ante tus adversarios dialécticos: serás estos colaboradores, compañeros de otros departamentos en el banquillo o, también, superiores en el escalafón. Estos elementos de su fuerte personalidad pueden contribuir a que cualquiera pueda ascender a gobernador o vicegobernador, mercancía para quienes acreditan profesionales merecedores.

En cualquier caso, los economistas que conocemos y trabajamos con José Luis, entre todos los que continuamente estamos vinculados al mundo de los bancos centrales, hemos adquirido con ella un activo imparable, que nos ha dado las mejores y mayores capacidades para escuchar lo que hace la sociedad. espera de nosotros. Afortunadamente, este derecho será permanente e imborrable en nuestra memoria.

Fernando Restoy Es presidente del Instituto de Estabilidad Financiera del Banco de Pagos Internacionales y ex vicegobernador del Banco de España.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO