miércoles, febrero 21

La búsqueda de respuestas a la gran esperanza de Alexia Putellas | Fútbol | Deportar

Alexia Putellas, que sea una semana.ALBERT GEA (Reuters)

Alexia Putellas podía tener esperanza y esperanza. Jugará, tendrá que hacer los máximos espacios obligatorios entre los terrenos de juego por la lesión del ligamento cruzado anterior del tronco que será en julio de 2022. De la que, sobre todo, se recuperará. Pero las fantasías del pasado no lo permiten. Y después de haber cometido algunos ataques de golpe durante una reunión con campeones y de consultar las segundas opiniones de los médicos -no más pruebas en el Barça como en la Federación-, decidió practicarse en algún lugar una artroscopia para observar estas lesiones en las manos del doctor Joan Carles. Monllau, igual que la operación cruzado, y, por tanto, le preparó su intervención.

El parte médico del Barça es el más importante para el quirofano y no hay más información sobre las conclusiones de la operación. Tan sólo que hay “intervenida con éxito”, que es baja y que “su evolución marca su disponibilidad”. Al fin y al cabo, en el campo la intervención es sucia y limpia durante una rápida operación mediática: limpiar la zona y no ver nada raro.

La ejecución de la lesión es consecuencia de la renovación. Según las fuentes del Barcelona, ​​los ataques no afectan a la última oferta que ha hecho el jugador del club -un ultimátum con la que plantea el Barça- y espera respuesta. En algún momento la renovación se produjo en el segundo plan: la prioridad del jugador catalán es recuperarse físicamente. Melocotón fecha límite Y con tiempo para acudir a una adquisición, los clubes pasados ​​el club han tardado un año —pasaron de tres a dos— en su oferta, algo que se ha derrumbado para hacerse con el relevo de la jugadora, hay que sobre la mesa estaban d Otras condiciones , incluida la duración. Y como Alexia estaba descontenta con el trabajo, los equipos de Estados Unidos y Arabia Saudita se interesaron por ella, esperando la decisión del juez para presentar ofertas formales, pero en ese momento ella no interfirió en la negociación. Desde el club se aseguran de descubrir estas propuestas y confiar en el negocio del futbolista, que es fundamental. En ese punto no avanzarás hasta que estés recuperado y tengas claridad sobre cuál podría ser tu futuro.

El día de las filtraciones de la renovación, Alexia está presente durante el último partido de su equipo de 2023, un partido de Champions contra el Rosengard. Enfundada con chaqueta del club, Alexia no sonreía. Recién este diciembre se cumplirá un año y un mes de lesión. Éste se lanzó como esperanza, como un regreso optimista, pero se logró con el jugador pasando por el quirofano, incluso con la confianza en regresar al cien por cien.

Paso atrás

Todo esto se acabó en la fase de grupos de la Champions, en el partido contra el Benfica el 14 de noviembre. Adaptado a tu nuevo puesto nueva, Alexia se va recuperando, poco a poco y con tranquilidad, a su nivel. Pero en esta parte todo se tuerce. En algún lugar del tallo está claro que el campo estará separado de los médicos. Vuela a aterrizar para jugar poco después. Pero me arrepiento de haber enviado el banquillo sin saber lo que sucedió.

Una resonancia hizo desaparecer la lesión: era un ataque por el golpe que se produjo a lo largo de una semana, pensando entonces en los médicos. El Barcelona y los culés respiran tranquilos. Alexia logró entrenar mejor que marginalmente, pero perdió la clásica en Montjuïc. Pero cuando trabajas más, en el campo y tocas el balón, sientes resentimiento. Y el 27 de noviembre abandonó la concentración de la selección española mientras había visita a la cancha, aunque los juicios de la Federación como del Barça se producían por cualquier tipo de lesión grave.

Pero me comprometí. El 15 de diciembre practicas la última resonancia, sin diferencia con la primera vez que lo haces en un mes. Nada había cambiado, pero los ataques persistían. Y como desde Barcelona se mantuvo el mensaje durante 15 días y pasadas las vacaciones navideñas para valorar el siguiente paso que podría esperar el futbolista. Con las fantasías del pasado presentadas, aceptó el consejo de una segunda opinión y decidió abordar el tema en medio de una artroscopia observacional para abordar el conocimiento procesal de sus agresiones sexuales. Hay muchas preguntas por resolver. Y sin respuesta, la esperanza crece y se hace más grande.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.