domingo, abril 14

Las empresas españolas se atomizan: familias americanas e inversores extranjeros buscan ahora sus ventas fiscales | Economía nacional e internacional.

Montepino fue el alcalde de la sociedad española que votó en 2023.CYVES

Ni el fondo de inversión inmobiliaria Es capaz de frenar la extraordinaria proliferación de sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria en España. El año pasado apareció aún más, antes del 10 de enero de 2022, por lo que la inversión extranjera en el sector inmobiliario cayó un 44%. La consecuencia es que, quitando una de estas nuevas sociedades (Montepino, donde Bankinter agrupa sus actividades logísticas), las demás recibieron subvenciones mucho menores: sus activos en conjunto valían unos 320 millones, frente a los 1.523 millones que permitieron las 10 empresas creadas en 2022, según datos de las últimas informaciones del grupo Armanext, especializado en asesoría bursátil.

La empresa es una figura social relativamente reciente. Creado en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero, nació durante la presidencia de Mariano Rajoy cuando se construyó un brillante. Para ello se ha aprobado un régimen fiscal más favorable que el similar al internacional como el REIT (por las siglas en inglés de real estate Investment Trust) y que permite pagar el impuesto de sociedades al 0% (se decide, no pago). ). Al cambiar, debes distribuir el dividendo completo anualmente, porque depende individualmente de tus cobradores. Como no se distribuye, tras un reciente cambio legal, estás obligado a pagar el 15%.

Allá Multiplicación de empresas en España en la última década sin tener un modelo. Desde 2013, ha creado más de 140, desde el año pasado hasta 117. Cinco cotizaciones en el mercado continuo, 75 en BME Growth (antiguo mercado alternativo de valores), 32 en el índice parisino Euronext Access y 5 en Portfolio, un Bolsa digitalizada de reciente creación. Con estas cifras, España es el país europeo con mayor número de este tipo de empresas. Y según los últimos datos de EPRA, la patronal europea de empresas inmobiliarias, a nivel global sólo EE UU y Brasil tienen más empresas que España.

Pero esto no implica que, por capitalización bursátil, haya varios países que sean empresas superamericanas en España, y que vayan a discutir con dos de los gigantes continentales del sector (Merlín y Colonial, embajadores del Ibex 35). . El año pasado, además, el volumen de capitalización retrocedida alcanzó los 22.894 millones, frente a los 24.778 millones de 2022. En consonancia con este logro de las empresas, las nuevas ampliaciones de capital fueron las menores en cifra (21 en total) pero de todo el volumen. (171 millones) de los últimos ejercicios.

La aparición de nuevos mercados exteriores y la respuesta de los tradicionales (la Bolsa española creada por BME Scaleup) son fundamentales para entender la evolución reciente de la sociedad. “Esto es para reducir costes y garantizar que el régimen social sea viable para productos del mismo tamaño que los más pequeños”, explicó Carlos Cervera, que dirige el departamento de Armanext responsable de este tipo de empresas, al presentar esta última novedad. La directiva estaba llena del hecho de que «la base de clientes ha aumentado significativamente».

¿Quiénes son estos nuevos “clientes” interesados ​​en crear empresas? Armanext identifica diversas tendencias del sector para 2024, esperando que el número de este tipo de empresas sea el que más aumente en 2023, y que tenga nuevos perfiles. El primero es un grupo familiar que tiene un patrimonio inferior a 10 millones. «Antes, si te espero cuando estés sentido, te diré que activos de más o menos 20 millones e ingresos por alquileres de 800.000 a un millón de euros», explicó Cervera. Se dice que ahora con la propiedad de inmuebles destinados a la venta de activos convertidos en empresas, lo que aporta, según la información, “un régimen fiscal atractivo”. Pero «también hay transparencia, gobernanza y rigor en la gestión», por los requisitos que debe tener un negocio ganador.

El segundo perfil es el de “inversores internacionales que compran activos residenciales en zonas turísticas de gran altura”. de pie, con elevadas importaciones unitarias”, señaló Armanext. Esto quiere decir que las fortunas extranjeras te permitirán comprar una casa en España y poder disfrutar de una semana durante el resto del año. A su llegada, podrá plantearse esta posibilidad de “beneficiarse de las bonificaciones específicas que prevé el régimen especial del Impuesto sobre Sociedades”. Con ello, explica la empresa especializada, se puede obtener una bonificación en el impuesto sobre transmisiones patrimoniales en la compra de una vivienda, lo que permite soportar cientos de kilómetros de euros en función del tipo de comunidad autónoma.

Para las empresas de patrimonio familiar, “la empresa se niega la exención del patrimonio», estima Cervera. “Si un grupo tiene la misión de determinar los requisitos y estamos convencidos de que la Agencia Tributaria tiene dudas sobre todos estos requisitos, con las empresas que le brindan capacidad de protección adicional”, dijo el experto, quien dijo que teníamos una tendencia que “va a un plus”.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

Para seguir el curso de este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_