domingo, abril 14

Los Veintisiete bloquean la ratificación de la ‘ley rider’ europea | Economía

Será difícil para el jinete ley El mar europeo fue ratificado antes de las elecciones. El Consejo de la UE declaró que los estados miembros en pleno proceso no han ratificado el pacto alcanzado con el Parlamento Europeo y no parecen tener tiempo para el buen objetivo de esta legislatura si quiere abrir la negociación del texto con los eurodiputados . La causa inmediata del bloqueo es que se atribuyó la culpa del apoyo francés al texto por la abstención de Alemania, Grecia y Estonia. Sólo cuatro países no responden a la directiva, pero sí la presencia de los dos grandes países de la Unión en este grupo y su peso democrático, que permite obtener la mayoría cualificada necesaria.

Este tropiezo en el Consejo de la directiva europea del trabajo en plataformas digitales (Uber, Amazon Mechanical Turk, Deliveroo…) es el segundo en poco tiempo. En la final de 2023, la ratificación la pronunció la presidencia española el 13 de diciembre. En países como Francia, además de Hungría, Grecia y las repúblicas bálticas, se coincidió en que las plataformas eran muy exigentes a la hora de reconocer que los trabajadores eran empleados. Bélgica, el país que preside durante el primer año de este año el Consejo de la UE, que vuelve a negociar con el Parlamento y un día tiene un acuerdo que da más libertad a cada país para determinar cómo reconocer la relación de trabajo de la trabajadores. Pero es suficiente.

El recorrido del sendero de la jinete ley Ha sido muy complicado desde el primer día que se presenta, en noviembre de 2021. Siguiendo el camino marcado por la norma española para distribuidores de plataformas digitales, planta la presión para que todos los trabajadores de estas empresas electrónicas sean considerados empleados y corresponsales a nivel la empresa demuestra que no es así en este momento. Sin embargo, es útil definir algo que es la situación para hacer una lista de cinco circunstancias que se pueden sentir en la relación y que significan que esto está sucediendo para que la relación sea considerada como la que hay entre un empleado y su empresa. Este quintéto era: el sueldo lo fija la compañía; existen requisitos de identificación uniformes o similares; el trabajo está controlado por medios digitales; esto restringe la libertad de organización del trabajo y, en última instancia, limita la capacidad del empleado para crear una base de datos para los clientes.

El texto era más ambicioso que la norma española porque no se limitaba a un sector concreto sino a todos aquellos que trabajan en este tipo de empresas, no a los expedidores individuales. Los cálculos de la Comisión Europea cuando su propuesta era que la aprobación de la directiva tal y como estaba prevista suponía la regularización de más de cuatro millones de personas. falso autónomo y hoy a la UE.

Las empresas nunca aprecian el estándar. Pero también en los países de Bastant, en todo el territorio francés, que creen que su postura “no tiene relación con la realidad” del sector, está en el origen de esta delegación. Adoptar una posición común que no resulta fácil, ni siquiera al final, con la abstención crítica española, de eliminar la presunción de inocencia y establecer una lista de condiciones que sirvan para calificar al agente salarial del trabajador si tiene un número concreto de Ellas. Es el espíritu del pacto de diciembre entre el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo el que no ha visto la luz. Aunque no está ratificado por la Veintisiete, se han hecho cambios de la mano de cada país si el trabajador es autónomo o asalariado, aunque en caso de discrepancia, la correspondencia con la empresa demuestra que se trataba de un trabajador autónomo.

Tampoco es adecuado para Francia. Diversas fuentes del Consejo indican que el representante francés se limitó a señalar que su país no puede responder a este texto porque el pacto es «vago y ambiguo», y puede generar «contenciosos en el futuro». Esta posición, dependiendo del propio país, técnicamente equivale a una abstención. Otros estados están demostrando ser más eficaces que aquellos que han mantenido estándares franceses claros y consistentes.

Pero no fue sólo la posición francesa la que provocó el Atasco. Ha sido clave también la alemana. El gobierno de coalición no definió una posición en relación con la dirección, evitando así el shock interno y, por tanto, se abstuvo junto con Grecia y Estonia.

El bloqueo provocó la reacción del ministro de Trabajo español, el secretario de Estado, Joaquín Pérez Rey, declaró en X, antes de Twitter, que “la dirección del trabajo en la plataforma estaba al alcance de grandes multinacionales”. Posteriormente se vincula a dos de los países que provocaron el bloqueo (Francia y Estonia) con dos de estas empresas (Uber y Bolt).

Para que la directiva sea aplicable, se especifica que se debe recurrir a una mayoría cualificada: un mínimo del 55% de los países que representan el 65% de la población. Francia y Alemania representan el 33,8% de la población de la UE, siendo esa suma tan simple que constituye una minoría de bloqueo, respecto a los demás países (la minoría de bloqueo necesita menos de cuatro estados) o 1,2 puntos importantes más para completar el proyecto.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_