miércoles, febrero 21

Mesa de Navidad, menos volumen y más precio | Economía

Las fechas navideñas continúan, tanto en momentos de euforia económica como de crisis, como el período de mayor protagonismo de la alimentación. Los ingresos medios mensuales en diciembre de 2022 ascendieron a 7.700 millones de euros, un 28,3% más respecto a la media mensual de 6.000 millones, según los datos sobre el comportamiento de la demanda de alimentos que gestiona el Ministerio de Agricultura.

Desde este año, las mismas estimaciones corresponden a medidas de navegación, en el mejor de los casos, con estabilidad o ajuste a la demanda en volumen, pero con un incremento medio de precios de aproximadamente el 10%, tanto por la reducción de la oferta de determinados productos en relación a la inflación. En este contexto, la administración ha detectado una ventaja en las compras para evitar subvenciones, una estrategia que, en determinadas ocasiones, puede tener resultados negativos para los consumidores por bajadas de última hora de los precios de los productos por mala salud de existencia en la industria o la distribución. La tendencia también apunta hacia una menor demanda y una elección de productos más exigentes, especialmente en el caso de las carnes. Otra estimación es la existencia de una reducción del déficit alimentario.

Según la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), que considera que de su persona en ese momento, sólo un 21,6% de los encuestados desperdiciará más, un 43,7% desperdiciará más, un 55% buscará lo más barato y un 46 El % se basa en la marca o distribución blanca. Esta es la situación de algunos de los principales protagonistas de las tablas de navegación.

El Cordero, el rey de las carnes

Las carnes, que contribuyen al aumento de consumidores veganos, también son grandes protagonistas de las mesas de navegación. El cordón se mantiene como uno de los productos estrella. Con una demanda anual de 120.000 toneladas, el consumo de navegación a veces alcanza el 30%. Incluso en cada territorio los gustos son diferentes según el tipo de animal, la tónica dominante en estas razas corresponde al consumo del cordón lechal con un peso en el canal de entre 5 y 5 kilos, frente a los pesos más altos de los cordones recientes. hasta los 12 kilos o en ternasco.

La reducción de la producción nacional provocó un aumento de las importaciones a lo largo del año. Estas compras serán dispares en noviembre y diciembre. Un ejemplo es el de los animales vivos, especialmente procedentes de Francia para su sacrificio a los colchones de Castilla y León y Aragón. Estos entrantes tienen la importancia de las carnes anteriores procedentes de Italia o Grecia. Esto exige un traslado de varios días del director de la interprofesional del sector, Interovic, Tomás Rodríguez, lo que repercute negativamente en su mural. Así es, es un cordón nacional de Castilla y León, como el que vende la cooperativa Arandine Colear, que cuesta entre 18 y 20 euros el kilo; el importado, entre 14 y 15 euros.

Al vacío, los efectos de la secuela, los principales costes de producción y la burocracia minando lentamente la cabina con una reducción de la oferta entre un 6% y un 7%, precios a todos los niveles para un determinado tipo de piezas y una demanda establecida que sólo aumenta ligeramente en estas fechas. En este contexto, señala el titular de Asovac, Javier López, la entrada de animales importados es baja ante los precios en otros países. La diferencia entre cable y aspiradora es la única oferta nacional.

El cochinillo supone otra alternativa. En España se sacrifican anualmente más de 1,7 millones de lechones, de los cuales se sacrifican 900.000 hijos de cochinillo, con un peso medio de sus kilos. De este volumen, más del 50% se consume al aire libre o congelado durante las fiestas de la navegación, y este año presume de 70 euros por unidad gracias a las últimas subvenciones. Jamones, con un volumen total de ventas de más de 50 millones de piezas —de las cuales 36 millones corresponden a jamón serrano y el resto a jamones ibéricos y paletas de distintas categorías—. Para el grupo Joselito, en el segmento de precios altos, los últimos meses del año suponen un tercio de las ventas.

En avicultura, en combinación con la tradicional oferta de pollos de corral criados con menos de 50 días, las navegaciones suponen un palo en las bandejas para una oferta diferente a la de pollos de corral de piel amarilla engordados con base de maíz con más meses. de la vida, a los capones y pavos o pulardas. En el grupo Coren, uno de los principales productores de pescado, las ventas de barcos representan más del 80% de todo el año.

Menos ofertas de frescos marinos

Durante la pesca, el panorama se presenta con una reducción de la oferta de productos frescos, con el consiguiente aumento de los premios en metálico por el aumento de la demanda de navegación. Manuel de Pablos, director de Eurofish, lleva un año con la culpa del producto fresco. Aquí hay un trabajo fundamental sobre la importancia de la existencia de un mercado seriamente deficitario como el español. Esta fuerte dependencia exterior, con un déficit de más de un millón de toneladas, provoca que aumente la importancia de productos como la langosta, la mayoría nacida en los países del norte y la pulpa, langostinos o gambas de los países del sur, entre quienes quieren la ciudad mediterránea con Marruecos, Italia o Túnez.

Melocotón y marisco en el mercado de la plaza de Lugo, en la ciudad de A CoruñaCabalar (EFE)

El portavoz de la patronal Cepesca, Javier Garat, estima una caída de la demanda en términos anuales de un 20% por la reducción de la oferta y el incremento de precios, y parece que esta suma se mantendrá en estos últimos. en beneficio de productos de menor valor. El pulpo siempre ha sido uno de los productos del mar más solicitados desde cara hasta Navidades. Desde Marisco O Grove, su director, Pablo Mourelos, reconoce que por eso el producto es más barato porque a final de año capturó así una gran cantidad.

Frente a la pesca en el mar, la agricultura cuenta cada año con la mayor parte de los mercados con una producción estimada en 330.000 toneladas, de modo que la especie ocupa el mejillón (250.000 toneladas) y la gamba (100.000 toneladas). Las monedas, salvo que no es posible adaptarse a este tipo de cría, ganan pesos hasta 80.000 toneladas, destacando la lubina (25.000 toneladas), la trucha (17.000 toneladas) y la dorada (8.000).

El sweete, más caro y más internacional

Somos lo más internacionales y dulces que podemos para finalizar el banquete. “Hemos observado que en estas fechas los productos más habituales como el panettone están más presentes”, afirma la Asociación Española del Dulce. Por tanto, Nueva Zelanda es un periodo “fundamental” para este sector, ya que durante estos días logró el 80% de las ventas de todo el año. A través de esta plataforma, los clientes optan por una mayor cantidad de compras en base al alto precio de los productos.

Tampoco tuvo un buen año en alimentación, lo que hizo que el turrón que se consumirá durante esta navegación sea de menor calidad. Debido a la intención de desactivar este producto, el Consejo Regulador del Turrón de Jijona admite que los principales clientes son de Estados Unidos y Latinoamérica.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones fr. FacebookXo en nuestro boletín semanal

La agenda de Cinco Días

Las ciudades económicas más importantes del momento, con las claves y contexto para entender tu capacidad.

RECIBELO EN TU CORREO

Oferta especial por tiempo limitado.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_