miércoles, febrero 21

MotoGP: Marc Márquez reduce la brecha: “Si quiero creer en las expectativas, tengo que entrar en pánico” | Motociclismo | Deportar

Marc Márquez se vio anoche en casa con los deberes hechos y se mostró satisfecho con el paso al frente tras los tres días de test con la Ducati del Team Gresini en Malasia. Uno que otro campamento del mundo, que cada vez lo ha hecho menos en estos primeros días de adaptación a su nueva máquina, termina la primera niebla real con el resto de la parrilla con el mejor tiempo y uno de los mejores ritmos de la Simulación de carrera corta que realizaron la mayoría de los pilotos de Este Jueves en el circuito de Sepang.

“Camina satisfecho con la prueba. El progreso es positivo y no lo he detenido. Siempre hemos dado pasos hacia adelante, ninguno hacia atrás”, comentó el piloto cervera de 31 años, antes de emprender el vuelo de regreso a Madrid. Pese a las enormes expectativas que generó el salto de la indomable Honda de la campaña de Ducati, siempre mantuvo los pies al sol y se puso el mismo objetivo en su interior exterior: volver al sonido y desviar dinero del motociclismo. “Si quiero creer en las expectativas, tengo que entrar en pánico el primer o segundo día. Tengo muy claro mi objetivo para este año, el que estoy buscando. Quiero disfrutar del garaje y de la pista. Si has llegado a lo mejor, y si no, estás en el centro de mi corazón y del restaurante que te espera”, aseguró.

En la pasada final de noviembre, en sus primeras carreras en Valencia con la Ducati GP23 que dominaba el cabo a rabo del campeonato de la mano de Pecco Bagnaia y Jorge Martín, al catalán se le escapaba una sonrisa de oreja a oreja cuando volaba al garaje. y se cruzó con Frankie Carchedi, su nuevo jefe técnico. Márquez dice sentirse contento e ilusionado con el ambiente de trabajo en el garaje, lo dio todo de una manera rara al lado de Santi Hernández y el resto de integrantes que le acompañaron durante más de 11 años en Honda. “Aquí conoces bien la moto, tus secretos, y eso ayuda a un piloto nuevo como yo”, afirmó. “Tuve tres días realmente buenos. Podemos probar muchas cosas distintas y obtener información muy útil”, añadió el ingeniero.

Márquez vio a uno de los pilotos que mayores visualizaciones realizó en los tres días de pruebas, con un total de 154 visualizaciones. El primer día está marcado por una concatenación de fallos técnicos en la moto, pero el segundo y el tercero es como la silla. En cuanto a ritmo, Marc es en su mayor parte su última experiencia con la Honda en el mismo trabajo, y este joven también ha experimentado algo más en la intención de vuelo rápido, todo el tiempo de los tiempos del campamento y el subcampo del año. . aprobar. Bagnaia destrozó su propio palmarés con un 1:56.682, superó por un segundo su “pole” de 2023 y le quitó la vida a Martín. Otros pilotos bajaron de la barrera del 1:57, lo nunca visto en el trazado malayo. “Martín, Bagnaia, Bastianini y mi hermano Alex, podemos llevárselo”, dijo el Gresini, muy consciente de a quién marcaban ahora, incluso de la referencia.

Aún hoy, muy rígido en el motociclismo, después de haber aprendido durante 11 años la Honda y todas sus víctimas asociadas, Márquez reconoce que tiene mucho margen de mejora. Tu gran preocupación es que en un gran premio no tendrás cien visualizaciones para el teclado, aunque sólo sea en apenas 20 para la mañana y otras 20 para la tarde tendrás que cumplir con el límite y coger el reloj. Con los japoneses que necesitan salir a la pista del Viernes y ahí, con los italianos, siempre está lejos. “Lo dije y lo mantengo: esto costará. Nos divertimos, pero de repente nos subimos a la bicicleta y ganamos”, dijo.

En conjunto, la prueba demostró una vez más el trabajo imparable de los mejores ingenieros, que convirtieron estas motos en auténticos aviones, lamentablemente gigantes para todos los trabajos e innovaciones técnicas de la NASA. Aunque las marcas japonesas han dado un notable paso adelante, la progresión de los prototipos europeos pretende situar a Ducati como principal referente. Aprilia y KTM, es cierto, prometen luchar e invertir en la zona de la fábrica de Bolonia.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.