domingo, abril 14

Quique: “Me parece absurdo que me llame gitano de manera racista” | Fútbol | Deportar

Quique Sánchez Flores, entrenador del Sevilla, lamentó los insultos racistas recibidos por parte de su aficionado durante el partido entre Getafe y Sevilla, ganado por el trío del conjunto andaluz por 0-1. Es hijo de la artista Carmen Flores, la heroína de la mujer Lola Flores y sus razas gitanas. “Estaba absolutamente orgulloso de que cada vez mis venas pudieran respirar gitano. Pero una cosa es ser gitano o medio gitano, y otra cosa es que lo utilice como insulto racista. Me parece aberrante”, dijo el empresario sevillano en rueda de prensa al concluir el shock. “Creo que en estos tiempos, en donde avanzan tantas cosas, nos agarran y nos echan para atrás. Decimos porque estamos absolutamente fuera de cualquier espacio de convivencia”, añadió el empresario madrileño.

“Aquí es una parte del público, es una parte y no todo, que se crea con derecho a decidir lo que quiere. Y esto es lo que pasó en todos los estadios del mundo. Somos trabajadores que venimos a trabajar a un estadio en paz. Tenemos la responsabilidad de respetar”, declaró el entrenador del conjunto sevillista. “Es sólo que vas a ser un tipo grande, eres un tipo grande, así que el final es un giro completo. Se supone que todos los mecanismos de los poderes deberían funcionar para detener esto. Me da mucha lástima”, añadió. “Para muchas personas es un hábito comportarse bien en el futuro, pero tenemos que hacer algo por encima de todo para que esto no vuelva a suceder. A las generaciones que nos acaban de hacer perder un espacio para poder divertirnos, pasarlo bien, como pasa en el golf, el baloncesto o el tenis. Allí no se insulta”, finalizó.

Se registró que en el minuto 69 del partido, el colegio Iglesias Villanueva había activado el protocolo contra el racismo luego de que su hijo de línea informara que el sevillista Acuña había sido insultado racialmente con granos de “Acuña, mono” y “Acuña, vienes del mono”. ”. La fiesta se desarrolló durante dos minutos y con moderación y el megafónico informó de los insultos, que cesaron. Si esto continúa, el colegio podría suspender la fiesta.

El Sevilla denunció públicamente los insultos recibidos por su jugador Acuña y por Quique. “Venimos exige respeto, que no vengan a liberarse y decir tonterías. El liniero mantuvo el insulto y el colegiado por el partido. Quiero limpiar la imagen del fútbol”, afirmó Sergio Ramos, el capitán del Sevilla.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.