lunes, marzo 4

Randri García: La Federación de Fútbol le retira la licencia de entrenador a Alhama durante dos años por comportamiento “despectivo y humillante” hacia los jugadores | Compañía

El técnico del Alhama Juan Antonio García, conocido como Randri, ha sido inhabilitado por la Federación Española de Fútbol (RFEF) durante dos años por considerar un comportamiento “despectivo y humillante” hacia sus jugadores. La resolución de la oportunidad extraordinaria de la RFEF, que tuvo ese acceso en este periodo, tiene conductas que incitaron a la dignidad del 68% de los jugadores, que se producen «con reiteración en el tiempo» y en el club. creó “un ambiente de trabajo degradante y ofensivo” para los jugadores.

Asimismo, la RFEF incapacitó durante un año a la esposa de Randri, Tamara Ruiz García, directora deportiva del equipo por “pasividad ante el comportamiento inadecuado del entrenador” y “participación en acciones no tenidas en cuenta por los jugadores, incluida la difusión de una fotografía inapropiada”. También llegó al club -hoy de Segunda División Femenina- con 6.001 euros.

Esta foto que menciona la resolución de la RFEF es la que se envió por WhatsApp a toda la planta -y que tenía una más pequeña- de sus asistentes desnudos en la ducha. Diversas exageraciones relacionadas con PAÍS, con el acoso constante, con los comentarios de homosexuales y con el trato vejatorio sufrido durante meses y meses por parte de la empresaria del club femenino murciano. La Inspección de Trabajo constató en junio que en el equipo existía “un ambiente de trabajo hostil” generado por el denunciante.

Las víctimas vincularon a este periódico que el control que ejercía sobre su vida privada era tener que tomarse fotografías en Instagram “para no tenerlas en cuenta al día siguiente”. Y también que pongas con tu peso. “No es tan grande como para que no parezca divertido, divertido. Me ves dejando el dinero, así adelgazas, porque no llegarás al final de mi sin mi dinero”. Además, aprende una y otra vez: no sabes ni controlas una pelota. “En mi opinión, dijo: lo hizo con todos los contratistas principales y me dijo que era un fraude”, dijo uno de los jugadores más veteranos.

“No hay tantos eslabones, ah, claro, hay un trozo de plástico entre las piedras”, le dijo a un jugador. “Conmigo se metía día tras día con el peso: ‘gorda, patata’, me llamaba. Me peso todas las semanas. «De vacaciones, escríbeme y pídeme que te envíe una foto con mi peso en ese momento», contáctame. El técnico no pide establecer conexiones entre amigos. «Al piso se va a dorm, no a liaros todas con todas» , cuenta a que dit. En una charla técnica del vestuario —que les jugadoras apodaron como la charla misógina— llegó a soltar frases como estas: “Alexia (Putellas) es grande, tiene un peso, no es como ella puede ser la imagen del fútbol femenino. Muchos futbolistas fueron enviados a empresarios por chupar pollas. Una tía con sobrepeso nos ha ganado todos los duelos aéreos, tu lo sabrás bien… estaba hablando) porque las agarras las carnes todas las noches”.

“Para finalizar nuestro han escuchado de verdad”

Andrea Carid, que hoy cumplió 30 años y jugó tres veces en el Alhama, es uno de los futbolistas que sufrió durante años el papel de vejatorio del técnico. Hoy juega al Alavés y coloca el teléfono de vuelta en casa para las navegaciones. Esta es una felicitación por la sanción. “Por el final, por el final. Nuestro han escuchado y verdad. Si no estás preparado (el sindicato) Futpro no está, fuiste a un lugar, levantamos la mano en todo momento y hasta ahora no nos han abandonado”, afirmó.

Carid, que sigue el tratamiento psicológico de los segundos de tres años de violencia, lidera personas cuyas víctimas de abusos necesitan ser denunciadas. “El miedo existe, yo lo tuve, y est muy legítimo, pero me gustaría que esto que esto que nous pas pas nosotras sirva para que más víctimas sean animadas por una denuncia. Es difícil, lo sé, pero lo haré visible, lo controlaré, lo denunciaré, ayudaré a que la verdad salga a la luz y los agresores sean castigados”. Quier, asimismo, agradecer al Alavés y su entrenadora, Andrea Esteban, por cuidarla, por haberle dado la posibilidad de volver al fútbol y hacerlo en un entorno y espacio seguro.

“Estoy preparado para que todas las instalaciones me ayuden. Y me da rabia que todos hayan sufrido en mi estado pasado porque estoy con una buena persona, en un espacio seguro», afirmó. Destaca la importancia de lanzar este mensaje y cuidar la salud mental: «Es una situación muy Situación difícil para quienes vivimos y sufrimos en Alhama. Porque el sufrimiento está en este momento, pero después pararás. Lo peor es lo que viene después. Ahora estoy en un sitio seguro, con las puertas abiertas para hablar de todo lo que hacemos. pasa y dime también que he trabajado mucho para mí, para que pueda ver todo lo que sufrí, el día, los segundos… Hay días que tengo la impresión de pasar a otra cosa, a la gente le gusta esto, en condiciones normales, que no suelen desmoronarse, porque no todo el mundo es bueno. A veces es muy difícil diferenciar entre lo que pesa en el club en el que estoy ahora y lo que le voy a hacer es daño. Aún así, lo que está pasando ¿En las secuelas que produce? a posteriori comportamientos como los de Randri. Es el dolor que no se puede ver”.

“Una parte de mi voz me reta y me hace duelo. Trabajo en este día, sin estar anclado al pasado, quien volverá a su yo, volverá a confiar en la gente buena, a aprender de él y a seguir. No quiero quedarme anclada. Trabajo desde allí y puedo ayudarte a utilizar las herramientas para seguir jugando al fútbol”, dice Carid.

Fue el sindicato Futpro que el pasado 4 de abril presentó una denuncia ante la Inspección del Trabajo (ITSS) detallada y relativa a comprobaciones del trabajo denigrante, vejatorio y humillante por parte del empresario hacia las jugadoras tanto en entornos privados como en la sede de trabajo. . La ITSS abrió una investigación y concluyó el 7 de junio que “el empresario tuvo una conducta inapropiada que afectó la dignidad de la mayoría de los jueces (68%)”, señala el acta de la Inspección. “Estamos ante la existencia de un ambiente laboral hostil producido por comentarios inapropiados/despectivos/degradantes, que nos permitieron crear un ambiente laboral degradante y ofensivo”. La ITSS fue un acto de infracción y espera conocer la sanción a partir de diciembre.

La sanción de la RFEF admite recurso de apelación ante el Comité de Represión de la plaza de esos días. En su resolución, la RFEF informa que Randri ha repetido el procedimiento disciplinario extraordinario iniciado por el Departamento de Integridad. Escribió sobre que el hecho adoptado por el Comité de Disciplina era «nulo de derecho al juramento dictado por un organismo manifiestamente incompetente» hoy, a su poder «en el ejército del Alhama FC en la temporada 2023-23 en una competición profesional, la La competencia disciplinaria reside en el juego disciplinario de las competiciones profesionales.

Si conoces algún caso de abuso en el deporte español que no ha salido a la luz, puedes escribir esto: abusos@elpais.es